COMISIÓN ESPECIAL DE SEGUIMIENTO A LA AYUDA HUMANITARIA

ArticularNOS recomienda….


Líneas estratégicas y mensajes básicos iniciales

¿Por qué lo hacemos?

El centro de nuestra política es la gente, resolver sus problemas. Son cientos de miles los venezolanos que hoy sufren por culpa de la emergencia humanitaria compleja que vive Venezuela.  Nuestra tarea hoy es salvar las vidas de los que están en las condiciones más críticas y en situación de mayor vulnerabilidad, y generar paliativos para la situación que viven.

¿Qué se va a hacer?

Solicitar, canalizar y organizar la ayuda humanitaria ofrecida por organismos internacionales ante la crisis en Venezuela.

¿Cómo se hará?

La ayuda humanitaria internacional ofrecida por Organismos Multilaterales, países amigos y ONG, será coordinada y organizada por la Asamblea Nacional, su Presidente Juan Guaidó, la Junta Directiva y la Comisión Especial designada para tal fin.  El protocolo de acceso de la ayuda humanitaria será implementado por las iglesias y ONGs quienes establecerán el mapa de vulnerabilidad y la entrega viable de la Ayuda Humanitaria en Venezuela.

El parlamento no será un organismo de acción humanitaria ya que esto va en contra de los principios humanitarios universales.

La Asamblea Nacional, como ente de solicitud, coordinación y seguimiento de la Ayuda Humanitaria, entregará a las organizaciones no gubernamentales y otros organismos no gubernamentales la ayuda humanitaria de acuerdo a los principios humanitarios establecidos en la Resolución 46/182 de la Asamblea General de Naciones Unidas.

PRINCIPIOS FUNDAMENTALES

Transparencia en el proceso. Todo el proceso será completamente transparente para la población, todas las acciones serán debidamente documentadas, validadas y comunicadas de manera oportuna.

Trabajo en equipo. Solos no podemos. Es necesaria la cooperación de todos los actores: la Asamblea Nacional, la comunidad internacional, la sociedad civil, el FAVL, ONGs, iglesias y partidos políticos.

Somos distintos. Esto no es la sustitución de un sistema de control por otro, la Asamblea Nacional se encargará de coordinar y articular la entrega y distribución de la ayuda humanitaria a través de ONGs e iglesias,  sin distinción política alguna. La ayuda es para todo aquel que la necesite.

LAS TRES DIMENSIONES DE LA AYUDA HUMANITARIA

Ayuda en atención temprana. Mientras se tiene el control completo del estamento del Estado se hará a través de las organizaciones no gubernamentales de la iglesia y utilizando varias modalidades: entrega directa de organizaciones, procura directa de organizaciones y la entrada fronteriza, -en los acopios fronterizos- a través del voluntariado y las organizaciones no gubernamentales.

Con el control completo del estamento del Estado y comienzo del gobierno de transición, se podrá atender la emergencia humanitaria compleja de la manera correcta, es decir, desde los organismos multilaterales, la coordinación país, las organizaciones no gubernamentales y la iglesia con el sistema de cooperación interagencia.

En la última etapa entrará en ejecución el programa social de emergencia, de estabilización y las reformas estructurales.

ÉNFASIS:

Reconocimiento al trabajo previo. Las personas e instancias mencionadas anteriormente son quienes, años atrás y principalmente hoy, cumplen un rol fundamental para la implementación de la ayuda humanitaria. Son ellos quienes nos han dado la guía para entender, aún más, la complejidad de la crisis que arropa a Venezuela desde hace años.

Simulación de la no existencia de una emergencia humanitaria compleja.  Quienes hoy usurpan el poder se han encargado de ignorar la emergencia humanitaria y evitar la entrada de la ayuda humanitaria para paliar la crisis. Para ellos, aceptar la ayuda humanitaria implicaría asumir su fracaso.

El logro de la Asamblea Nacional.  Durante años la comunidad internacional se ha pronunciado en apoyo a Venezuela. Gobiernos y organismos internacionales han manifestado su intención de ayudar y gracias al esfuerzo de la Asamblea Nacional, único poder legítimamente electo y reconocido por los países del mundo, hoy es posible coordinar su entrada al país.

Tenemos un plan.  Recibir ayuda humanitaria es el primer paso de un plan de emergencia social que nos permita paliar la situación que hoy vivimos y atender a quienes sufren las peores consecuencias de esta crisis.

Sentido de urgencia.  Son miles las personas que han muerto y siguen muriendo todos los días por culpa de la escasez de medicinas, tratamientos, equipos y alimentos. Los venezolanos ya no pueden esperar más.

Recibir ayuda humanitaria es primordial.  Es evitar más muertes por culpa de la soberbia y la negación de un régimen al que no le interesan los venezolanos.

Estamos preparados. Disponemos de un panel técnico de expertos, de distintas ONGs que han recopilado data e información necesaria para establecer prioridades. Esto nos permitirá concebir distintos mecanismos de entrada al país, alcance, logística de implementación y distribución, que serán coordinados a través de esta comisión, con el apoyo de la sociedad civil.

No es una lucha nueva.  Son años denunciando la emergencia humanitaria en distintos ámbitos: salud, educación, alimentación y solicitando la ayuda internacional a los organismos competentes. Hoy, a causa de esta lucha, el diputado José Manuel Olivares se encuentra en el exilio, por exigir los derechos de todos los venezolanos y hacerle frente al régimen.

Importancia de organizaciones de la sociedad civil.  Las ONGs, las iglesias y los medios de comunicación han actuado de manera firme y decidida para documentar la emergencia humanitaria que se vive en el país, ante la falta de información oficial, realizando denuncias ante los organismos internacionales que han permitido visibilizar lo que vive el pueblo venezolano.

Unión como necesidad. Para que la ayuda humanitaria entre al país requiere de un esfuerzo arduo y conjunto de la Asamblea Nacional, la sociedad civil, ONGs, iglesias y FANB. Es necesaria la articulación de todos para hacer presión y lograr que ingrese al país y poder ser distribuirla a las poblaciones vulnerables.

Llamado a la FANB. Hemos exhortado a los miembros de las Fuerzas Armadas a permitir la entrada de la ayuda humanitaria, a ponerse del lado del pueblo venezolano, a no permitir que sigan muriendo pacientes, y cumplir con el mandato de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Sabemos que ellos y sus familias también son víctimas de esta crisis, que no están exentos de esta realidad.

CONSIDERACIONES.

– No es una crisis humanitaria, ya que ésta viene dada por desastres naturales y conflictos armados.  Es una emergencia humanitaria compleja, ya que ésta es causada por el ser humano, es más prolongada en el tiempo, su eje es político y afecta todos los ámbitos de la vida humana.

– No enfocar el tema solo en el drama. Resaltar la historia positiva a través de historias de ONGs y pacientes.

-Documento de la Comisión Especial de Seguimiento a la Ayuda Humanitaria